jueves, 5 de julio de 2012

The Dream Syndicate
Vuelven los días de vino y rosas


El otro día nos hacíamos eco en las Píldoras de la noticia: este mes de septiembre se cumplen 30 años de la publicación de uno de los discos imprescindibles de los años 80, y que con el tiempo a sus espaldas no ha hecho otra cosa que ganar enteros, convertirse en un  disco de culto y figurar entre las obras maestras del rock más áspero. O simplemente del rock a secas. 30 años ya (santo cielo!) de The days of wine and roses de The Dream Syndicate.

Cuando, coincidiendo con la efeméride, hemos leído que Steve Wynn prepara la reunión de la banda para conmemorar como merece el disco, la sonrisa se ha dibujado en todo el rostro. Y cuando hemos sabido que dicha reunión tendrá en principio este país como base de operaciones (aunque seguramente se amplíe posteriormente) y que todo dará comienzo en Bilbao el 29 de septiembre en el Pabellón de La Casilla, entonces las pulsaciones han aumentado su ritmo. (...)


La razón de la fecha bilbaína es el festival que prepara para entonces la Fundación Walk on Project. WOP nació de la mano de Mikel Rentería y su mujer, Mentxu Mendieta, después de que diagnosticaran a su hijo Jontxu víctima de una enfermedad rara neurodegenerativa. WOP siempre ha usado el rock como puente para la sensibilización que busca la fundación, y Steve Wynn, amigo personal, ha colaborado con ellos desde el principio. El Festival de 2012, además de The Dream Syndicate, contará con la participación de Los Enemigos, otra reunión de postín.

Pero volviendo al Sindicato, el aniversario no contará con los cuatro miembros que grabaron The Days: Steve Wynn, Dennis Duck a la batería, Kendra Smith al bajo y Karl Precoda a la guitarra (si no estoy equivocado, hoy en día un serio profesor universitario alejado totalmente del rock). Los dos últimos no estarán, siendo sustituidos por Mark Walton, que entró en The Dream Syndicate para la publicación de su segundo disco, Medicine Show (1984), y Jason Victor, actual guitarrista de la banda de Wynn. Hubiéramos querido ver a Smith y Precoda, o incluso a Paul B. Cutler, que sustituyó a éste en la banda y produjo varios de los discos, pero no todo puede ser perfecto. Y no albergamos dudad sobre la eficiencia de Wynn. Lo ha demostrado toda su vida.

Qué podemos decir de aquel disco. En 1982, deglutidos ya el primer punk y las olas de pop-rock, el panorama estaba copado por la moda, los nuevos románticos, la música sintetizada y las hordas after-punk. Y The days of wine and roses supuso una bofetada de puras guitarras arrastradas, unos sonidos ásperos, viciosos, con un pie en el garage y el otro en la Velvet, con un brazo en Neil Young y el otro en la Creedence, y la cabeza y el alma en los sonidos clásicos del rock. The Dream Syndicate fueron la punta de lanza del llamado Paisley Underground angelino, o del aquí más campechanamente denominado Nuevo Rock Americano, pero más allá de etiquetas, suponían la vuelta de una manera de entender el rock orgánica, que aunaba melodía y rabia, intensidad y sensibilidad. No podré olvidar la tensión sentida al acudir a su pase para La edad de oro y sus primeros conciertos en Madrid. Aquellos eran los primeros conciertos en los que realmente yo sentía que ésa era la música, ésa era la razón, ésa era la esencia que buscaba.

Las nueve canciones del disco original son impecables, desde la cadencia soñadora de Tell me when it’s over al garage de That’s what you always say, desde la genética punk de Then she remembers a los coros pop de Until lately o los puñetazos de When you smile o The days of wine and roses, pasando por la tensión contenida de Halloween y Too little, too late.
Y el resto de su producción, hasta el glorioso directo de Live at Raji’s, merecen texto más amplio.

Y qué podemos decir de Steve Wynn. Sin duda, el músico que (junto a Bruce Springsteen) más veces he visto en directo. He sudado con él, he charlado con él, he compartido camerino (gracias siempre, Cielo Vacío), he hecho kilómetros por él.

Lo dicho. Vuelven los días de vino y rosas.
Y nosotros que los bebamos.

Suena la corriente: "Tell me when it's over" - The Dream Syndicate



6 comentarios:

  1. Me enteré de esta gira hace una semana más o menos y del aniversario, y me emocioné. Buah, se dice pronto, 30 años. Uno de los discos de mi vida, aunque a día de hoy creo que me gusta más incluso el "Medicine show".

    ¿Fuiste al mítico concierto de "La edad de oro"? Joer, joer, ahí si que siento envidia sana.

    No sé si habrá más lugares de gira pero por este evento sería capaz de echarme algunos kilómetros a la montera. Vuelven los días de vino y rosas. Bebamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En su página web, Wynn habla de "handful of shows in Spain", así, en plural, por lo que creo que habrá más. Ya iremos viendo.

      Y sí, estuve en aquella Edad de Oro viendo al Sindicato. En alguno de los videos que rulan por el Tubo, llegué a reconocer entre el público mi cara de panoli de 19 años absolutamente emocionado.

      Seguí toda la carrera de The Dream Syndicate, pero reconozco que The Days fue un auténtico pelotazo en su época, y no lo cambio por ninguno.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Pues aquí otro panoli emocionado con unos años menos frente al televisor pero recuerdo como si fuera ayer (como con Violent Femmes, Echo and The Bunnymen, Lords of The New Church,...) a mi madre desde la cama chillando que bajara el volumen de la tele. Please, habla con Wynn, jejeje, Bilbao me pilla lejos aunque quien sabe.

      Eliminar
    3. No es por seguir dando envidia, pero de los que comentas, y contando sólo su actuación en La edad de oro, también estuve en Echo & The Bunnymen. A Violent Femmes y los Lords los vi en sala (supongo que Rock-Ola). Y me has traído grandes recuerdos!!!

      Eliminar
  2. Anónimo10:53 p. m.

    Aquí están las fechas de los conciertos
    http://www.stevewynn.net/tour.php

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la info. Ya no aguantamos la espera!

      Eliminar