viernes, 1 de abril de 2016

Presentando Letanía de Abbey Road (66 rpm Edicions) de Pablo Carrero
Abbey Road Band
Colegio de Abogados, Bilbao (31/03/2016)
Es el formato, estúpido

Es la economía, estúpido, declaraba hace casi 25 años un asesor de Clinton en plena campaña electoral, estableciendo una expresión mil veces usada desde entonces. Y mil veces que será usada, porque su poder de adaptación siempre parece intacto. Así que haciendo gala del mismo, podríamos decir Es el formato, estúpido. O cómo presentar un libro sin parecer que se presenta, convirtiendo el acto en una pequeña fiesta musical. De gente que ama la música para gente que ama la música. (...)



Ayer, Pablo Carrero, periodista y responsable del imprescindible sello discográfico Rock Indiana presentaba su libro Letanía de Abbey Road. Crónicas apócrifas de viajes y rock and roll, publicado por 66 rpm Edicions. Como el lector intuye, ofrece una serie de crónicas de viaje relacionadas con el mundo de la música en el que se ha movido, pero, como bien se apuntó en la presentación, no es otra cosa más que 'hablar de la emoción de una canción y cómo, en un momento dado, dos o tres canciones, o dos o tres grupos, pueden cambiar toda tu vida'.

Y como Pablo Carrero sabe sobre eso de la emoción de la música, retó a unos músicos amigos a compartir con él las presentaciones del libro para intercalar la propia banda sonora del mismo entre pregunta y pregunta, comentario y comentario. Y así, Tony y Oscar Happy Losers y Carlos y Oscar Sintónicos conformaron la Abbey Road Band y tomaron parte de las canciones incluidas en la cinta de casete que aparece en la portada del libro como contrapeso a la charla mantenida. Mientras Pablo Carrero comentaba su viaje a Londres para entrevistar a Paul McCartney, sus manías particulares en los hoteles derivadas de su pertenencia a una familia numerosa u ofrecía una visión ciertamente descarnada de la prensa musical, la banda respondía con lecturas acústicas y simplemente bellas del Between you and me de Graham Parker, el Teenage Kicks de los Undertones, el Your mother should know de los Beatles, el Goin’ Underground de los Jam, el Waterloo Sunset de los Kinks, el Under my thumb de los Stones, el Band on the run del McCartney de Wings, el Maggie May de Rod Stewart o el London Calling de los Clash, llenas de sus propias anécdotas detalladas por Tony.

Y todas ellas canciones que cambiaron vidas.
Como el regalo que se hicieron unos a otros ayer.
Un libro a apuntar. Sin duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada