miércoles, 2 de marzo de 2016

The James Hunter Six
Hold On! (Daptone Records, 2016)
El piano ha estado fumando


* Autor: Jaime G. López "Desperdicios"

La primera sorpresa o el primer aval de este nuevo trabajo de James Hunter es su incorporación al sello Daptone Records, donde ha grabado su nueva colección de canciones a las órdenes de su factótum, el músico y productor del sello Bosco Mann (Gabriel Roth). (...)

Obviamente es todo un reconocimiento que el sello americano de referencia para el soul moderno (Sharon Jones & the Dap-Kings, Lee Fields, Charles Bradley) fiche a este rostro pálido de las Islas Británicas.  

Aunque da vértigo pensar que el otrora mirlo británico presente hoy día una voz arrugada y descosida por el tabaco ¿y otras sustancias?. No diremos que nos haya sorprendido encontrarle con ese estado de voz. Ya nos dimos cuenta de ello la última vez que le vimos en directo y lo que a priori al inicio del concierto nos pareció que se debía a una mala noche, según progresó la velada, nos dio la impresión que aquello tenía pinta de ser permanente.

Y no nos malinterpreten, nos encantan las voces rasgadas que muestran sabiduría, experiencia, el paso del tiempo y las cicatrices del alma. La lista sería muy larga para incluirla aquí. Pero en el caso de Hunter nos parece que esto ha ocurrido demasiado pronto y de repente. Parece que fue ayer cuando lo descubríamos con su People gonna Talk y justo nos llamó la atención lo angelical de la voz de aquel blanquito de Essex. Aunque cierto es que revisada su anterior rodaja Minute by Minute, ya entonces en canciones como Heartbreak se hacía casi doloroso ver como avanzaba renqueante... aunque seguramente con mucho menos esfuerzo de lo que aparenta, tirando de oficio y con toda la intencionalidad. En fin, sobrepongámonos a esa circunstancia para bucear en su nuevo trabajo. 

If I don’t Tell You abre con cálidas ráfagas de órgano Hammond sobre vientos que acompañan la voz cantarina de Hunter. Con This is Where we came in nos deleita con esos sonidos vintagistas en los que a uno le parece estar escuchando una lejana emisora de música facturada entre los años 50 y primeros 60, aquí con coros entre el doo wop y el soul con dejes latinos a-la Drifters.  El single (Baby) Hold On viene cargado de quiebros vocales mientras los vientos apuntalan los desarrollos de Hunter, junto a su acelerada y nerviosa guitarra, al igual que A Truer Heart, que se desarrolla en similares parámetros. Cierra la tripleta movida Free your Mind que seguro será utilizada como siguiente single por su tono pegadizo y acelerado ritmo. 

Something’s Calling es el medio tiempo romántico con guitarras rasgadas y tempo a la contra que tan bien domina James y que no puede faltar en sus trabajos. Stranded nos trae la versión más Sam Cooke del británico, con la dulzura del astro pero que con esa voz rasgada en los falsetes nos retrotrae al más enérgico James Brown. Capaz de atreverse a registros imposibles, que es donde le lleva a Hunter esa voz rota. Vamos, más que por intención por situación sube Hunter hasta el falsete imposible. Satchelfoot es un instrumental marca de la casa, a saber, guitarras aceleradas con ritmos y vientos que apuntalan los constantes cambios, donde Hunter despliega su nerviosa maestría a la guitarra. Antes del cierre con la balada In the Dark, perfecto punto final para un trabajo corto, diez temas, pero no por ello menos intenso. 

En definitiva, una grabación marca de la casa con aspectos reconocibles que igual encuentra en la instrumentación y los arreglos – vientos y teclados (órganos / pianos) – cierta diferenciación con respecto a los trabajos anteriores debido a la calidad de los desarrollados en los estudios Daptone. A sus habituales les enamorará y a los detractores seguirá sin convencerles. A nosotros este tema de la voz nos tiene un poco obsesionados pero lo recomendaremos como un trabajo muy paladeable de un brillante músico que a sus cualidades vocales se le une un inapelable gusto por los sonidos más clásicos del alma y un innegable talento compositivo y a las seis cuerdas. Nos ha faltado su incursión en ritmos más originales, como hacía en anteriores trabajos mirando hacia el Caribe, pero sí lo hemos disfrutado como siempre, Hunter es sin duda un valor seguro para disfrutar de un buen rato.

Suena la corriente: "(Baby) Hold On" - The James Hunter Six



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada