miércoles, 26 de junio de 2013

¿Seguro que sabemos por qué en Río Rojo no estamos hoy viendo a Bruce Springsteen?


*Supuestos motivos de Josetxo Río Rojo:
Esa es la pregunta que me hago. Sé seguro por qué no voy a estar viendo a Bruce Springsteen esta noche en Gijón? Son ciertas las respuestas, los inconvenientes, los mases y los menos que me he planteado? Realmente, supongo que a nadie le importa lo más mínimo. Posiblemente ni siquiera a mí. Y aún así, le doy vueltas, y por momentos, pica. (...)


Una situación económica más que angustiada, y con unas preferencias y gastos ya establecidos de antemano. Organizar viaje hasta Gijón, buscar alojamiento, precio de la entrada,… Vale, amigo. Sabes que tenías acreditación en tu mano, Gijón no está lejos y te vas a largar al Azkena, a Frías, a Biarritz a ver a Neil Young. Sí, todo no puede ser. No había parné para una más. De acuerdo, pero tenías unas prioridades ya marcadas, no te engañes.

Bueno, no me va a presentar nada nuevo que no hiciera la última vez en Donosti, no está el Big Man, aborrezco de los estadios… Mira, en Donosti fue en un estadio y lo disfrutaste como un enano. El bueno del Negro ya se había ido, y no me vengas con que por eso mismo ibas, como homenaje, tú no homenajeas a nadie (uy, qué mentira!). Y cuándo diablos te ha importado ir a ver a Springsteen tuviera material nuevo en circulación o no…

Sacar entradas con tanta anticipación como la que requiere el mozo me abruma, nunca sé las circunstancias en que me encontraré cuando llegue el día. Ok, tío, pero dime, desde cuándo tienes en el cajón la entrada para ver a Neil Young?

La gente, no soporto ese enjambre que va porque hay que estar y que suelta un ésta creo que es buena cuando suena algún clásico que a mí me apretujó hace ya tiempo. Venga ya, van varios de esos que consideras hermanos, y eso siempre ha sido suficiente para compartir la emoción.

Entonces, puede que toque entero el Born to run, el Darkness o el Born in the USA, pero yo ahora lo que necesito es el The River, y ése no me lo va regalar entero. Seguro? Y quién sabe?

Mil excusas que siempre tienen mil contestaciones. Mil motivos derrumbados con un pellizco de dedos. Aquí debe haber algo más. Un desapego, un cansancio, un arrimarte a la corriente radical contraria que ahora indica que no toca. No, no lo creo. Ya dije lo que sentía aún en los malos momentos de Wrecking ball, y éstos son mil veces más sabrosos que muchas cosas que me meto a la oreja.

Mis escuchas caseras siguen acudiendo a él como siempre lo han hecho. Es parte fundamental de mi educación musical, pero casi más de mi educación sentimental, emocional, de mi forma de ver e interpretar las cosas. Pero estoy en épocas en que no necesito compartirlo, no quiero abrazarme a nadie escuchando The promised land, no quiero compartir la lágrima de New York City Serenade ni el temblor interno de Darkness on the edge of town.

Estoy en épocas íntimas, mías y de él, frente a un mundo que nos estruja y del que sólo deseo que acabe conmigo cuanto antes. Me parece que él sabe de qué voy, aunque lo disimule con sus giras.

Sí, debe ser eso. 
Porque la otra alternativa no me gusta.


*Supuestos motivos de Jaime G. López "Desperdicios":
Al poco de volver de mi periplo por Bélgica, y en una etapa complicada de reajuste vital, me volví a montar en el tren Springsteen. Hay pocas cosas seguras en la vida, los conciertos de Bruce y la E Street Band son una de ellas. Fue en Gijón en el Molinón, año 2003, cortesía de A3 y mi amigo Emilio. Desde entonces creo que no he fallado a ninguna gira. Devils & Dust Madrid 2005. Seegers Sessions Badalona y Santander 2006. Magic/ Working on a Dream Bilbao, San Sebastián y Barcelona 2007 y 2008. Sin gira Bilbao 2009. Y por último Wrecking Ball San Sebastián 2012.

Lo admito, han sido demasiados conciertos en demasiado poco tiempo y a la sensación de Deja Vú se le ha unido la de hartazgo e incomodidad en los estadios de fútbol para ver un buen concierto, estos espacios no están hechos para mí. Ha habido muchas noches mágicas, muchas canciones que nunca pensé escuchar en directo. Sigo siendo un convencido sobre el mito Springsteen sobre un escenario, pero para mí ha sido suficiente... Hoy me perderé el de Gijón y seguramente me arrepentiré mañana mismo cuando lea que muy posiblemente interprete entero alguno de sus discos primerizos. Lo ha venido haciendo en esta gira en al menos una de las dos noches en las que toca por país y aquí solo está Gijón, así que... Pero en fin, tengo suerte de haber visto lo que he visto con tanta gente diferente... acabo de darme cuenta de que no he repetido la misma alineación en ninguno, qué curioso… Y sobre todo, por encima de los grandes espacios, me quedo con la música. Una noche de verano y escuchar el Incident on 57th Street en San Sebastián....

Y tengo los huevos de no creerme un integrista… soy un jodido farsante.

*Autores Josetxo Río Rojo y Jaime G. López "Desperdicios"

Suena la corriente: "Darkness on the edge of town" - Bruce Springsteen

4 comentarios:

  1. A mi si me importan tus razones RR, abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, razones, tanto como razones...

      Eliminar
  2. Grandiosas razones ... pero ... entonces , en qué quedamos? os apetecía o no os apetecía? Nacho, no has entendido nada o sí .:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nosotros qué sabemos... Ese es el tema

      Eliminar