martes, 16 de abril de 2013

Los Coronas
Kafe Antzokia, Bilbao (12/04/2013)
Rock'n'roll por pelotas


Me importa un rábano. Ya podemos presentar a Los Coronas como el mejor grupo de instro-rock del país, como uno de los mejores combos de surf-music del mundo, dejarlos aparcados en los márgenes de la música por razón de su estilo y género… Porque más allá de todo eso, Los Coronas son una de las mejores bandas de rock’n’roll por pelotas que puedes ver sobre un escenario. (...)


Porque aunque suene grueso, esa es la mejor manera que uno encuentra de describir lo que hacen sobre las tablas. Rock’n’roll sin cortapisas estilísticas y con la chulería que da el hacerlo desde la entrepierna. Sin más, así, aquí está. Que lo quieres, lo sudas. Que no, pues este no es tu sitio.

Y verles engrasar esas tablas no es precisamente difícil. Todos sus miembros (aunque principalmente Pardo, Loza y Vacas) andan embarcados en un auténtico neverending tour, en cualquiera de sus reencarnaciones musicales (Sex Museum, Corizonas, Coronas,…). Uno se pregunta cuántos días, de los últimos trescientos, pongamos por caso, no han estado sobre un escenario. Y sin tener ni idea, algo nos dice que igual se cuentan con los dedos de dos manos. Pero si alguien piensa que este hecho les puede llevar a realizar faenas que cubran el expediente, está claro que no les ha visto. El cansancio no va con ellos. Cada noche es la primera y la última, así que sienten como obligación entregarlo todo. La clave la tenía el propio Fernando Pardo, en ese papel de presentador del cabaret que tan a gusto parece llevar, cuando al final del concierto llamaba a los asistentes a acudir a cuanto espectáculo de rock’n’roll en directo puedan, porque esa es la única sangre que mantendrá oxigenado el músculo, por muy malito que éste esté.

Y se lanzan a interpretar casi en su totalidad y en el mismo orden las canciones de Adiós Sancho, que inauguran con imágenes de Curro Jiménez y el Quijote, por palmas La leyenda del solitario con Camarón de fondo, paseando paquete por discoteca de extrarradio madrileño en la inmensa Baila Lola, o anunciando en Rockaway Surfers que las baterías a ritmo de Ramones también se pueden tocar de pie, aunque sólo puedan hacerlo ellos.

Loza, sin banquetita que valga, canta su versión de Hiedra venenosa (Poison Ivy) y ahí se lanzan a tumba abierta a clásicos de su repertorio, ya sean propios o prestados, canciones que beben del rock’n’roll, de la surf-music, de cuando la guitarra marcaba las melodías (Krahe espléndido) y éstas eran seguidas por el resto de instrumentos, del Big wave riders al Supertubos, del Secret agent man al Flamenco de Los Brincos ya suyo, del Day Tripper al Go Kato Go. Es decir, de las raíces de aquí a las de allí sin bajarse de la tabla.

Tienen la experiencia, la honradez, la sabiduría, y encima, tienen las pelotas de pasar todo este legado de música salada por su trituradora.
Sí, es la única manera de describirlo.

Suena la corriente: "Baila Lola" - Los Coronas



4 comentarios:

  1. Sí señor, rock´n´roll por pelotas o "surf castizo" como me gusta decir a mi. Con este gran artículo, estos chicos quedan coronados como los reyes del rock instrumental hispano, por muy denostada que esté la monarquía en este momento ¡Vivan los Coronas!
    P.D.: Bonitos sombreros, por cierto:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Razón tienes, Mad, pero yo creo que pueden ser coronados como los reyes del rock'n'roll hispano, da igual que sea instrumental. Son un pedazo de banda...
      Ah, y los sombreros, quién los pillara

      Eliminar
  2. Anónimo11:27 p. m.

    Que buena crítica, me encantó el concierto. Hacen que el rock sea fresco, me encantan.
    Un saludo.
    Ander.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ander. Y sí, la frescura parece innata en ello.

      Eliminar