jueves, 29 de diciembre de 2011

Dawes
Nothing is Wrong (ATO Records, 2011)
Escribimos canciones

Una de las mayores alegrías que puede dar la música es cuando cae en tus manos el trabajo de algún grupo que desconocías e inmediatamente te quedas atrapado. Ese regusto de decir he llegado a buen puerto. No conocía a Dawes, pero a raíz de un twitter de Fernando Navarro, creador de la necesaria La Ruta Norteamericana (y muchas más cosas), me aventuré en ellos. Y aquí me quedé. (...)
 
 
Liderados por los hermanos Taylor y Griffin Goldsmith, habían publicado en 2009 el excelente North Hills. Basados en Los Angeles, no ocultan las influencias más clásicas, cuando gente como Crosby, Stills, Nash & Young, Jonni Mitchel, Eagles, Carole King, Jackson Browne, Gram Parsons, hicieron de su ciudad la capital musical del mundo.

Tras girar durante dos años de manera prácticamente continuada, publican en 2011 Nothing is wrong, grabado en vivo y en material analógico, capturando esas raíces de la música americana, trufada de la nostalgia y melancolía propias del mundo del country, del rock de horizontes casi infinitos. Armonías, voces y melodías que producen estados de ánimo similares a los conseguidos con los pasajes más sutiles de American Music Club.

Su carrera parece definitivamente ascendente. Han contado con la producción de Jonathan Wilson (qué joya su disco de este año Gentle Spirit) y colaboraciones de Jackson Browne (Fire away) y el teclado del Heartbreaker Benmont Tench. Y cerrando el círculo, Robbie Robertson les ha llevado como grupo de apoyo en varias presentaciones de su último trabajo, How to became clairvoyant (The Band, siempre The Band al fondo).

Como dicen ellos mismos: Esto es lo que hacemos. Escribimos canciones.
Algo que parece tan sencillo. Y tan inalcanzable en muchas ocasiones.
Sí, estas son las alegrías que tiene la música.

Suena la corriente: "Time spent in Los Angeles" - Dawes


2 comentarios:

  1. Anónimo4:41 p. m.

    Yo los descubrí de manera más casual aún, una lluviosa noche de Julio cuando aparecieron como banda de Jackson Browne. El final del concierto con un bis de 5 temas de Warren Zevon con Jackson de apoyo me pareciero impresionante. Me transmitieron muy buenas vibras y Jackson los elogiaba en la prensa del festival de jazz de Donosti. Asi que tambien me he hecho con este magnifico disco que me ha sabido a poco con respecto a lo que vi aquella noche. Por cierto sin haber escuchado el alabado trabajo de Jontahan Wilson aquella noche en directo y tocando algún tema suyo , este me pareció menos interesante que los Dawes. Habrá que salir de dudas.

    Jaime.

    ResponderEliminar
  2. El de los Dawes es más directo, pero prueba el de Wilson.
    Mmm, y esos temitas de Zevon debieron sonar a gloria. Qué envidia!

    ResponderEliminar