viernes, 23 de diciembre de 2011

The Black Keys
El Camino (Nonesuch, 2011)
Está pasando algo?

Sí, está pasando algo? Porque ya sea que te desayunes internet o te meriendes los papeles (próximo mes, portada en Ruta 66, que por otro lado siempre ha sido casa de acogida para ellos), The Black Keys están ahí. Y vaya de qué manera. Y aparecen demasiados aquí es donde hay que estar.
Pero sean bienvenidos si así Auerbach y Carney tienen más trascendencia. (...)


Hombre, para ser un dúo con siete álbumes a sus espaldas, recién llegados no son. Lo que está pasando, es simplemente, que su nuevo disco, El Camino, es fantástico. Para mí, desde luego, lo mejor de este año, aunque haya llegado casi con la campana.

Ahí están todas sus bases, las que siempre han preñado sus canciones, rock, blues, soul, glam, garage, fuzz, sonido lo-fi, suciedad de la buena. El camino es directo, crudo, áspero y… delicioso.

Llevo tiempo pensando que tienen canciones que no debieran sonrojarse en lo alto de las listas de singles (Tighten up o Howlin’ for you de su anterior Brother, por centrarnos en su  etapa más reciente, o incluso esa joya pop, The Last Mistake, que se marcó Dan Auerbach en su disco en solitario de 2009, Keep it hid), pero es que escucho El Camino una y otra vez, seguido, poniéndolo en reproducción continua, y no me canso, cada vez le pillo un nuevo punto a cada canción. Esos coros arrebatadores de Lonely Boy, el sabor glam añejo de Gold on the ceiling, el sucio garage de Money Maker, el soul de Sister, la nostalgia zeppeliniana en Little Black Submarines y así cada uno de los cortes…

El disco es altamente pegajoso. Y ya sabemos los que amamos el buen rock sucio, que ese adjetivo, pegajoso, tiene mucho valor. Aplicado a los dedos, al sexo o a los vinilos. Hazte un buen regalo esta Navidad.
Pegajoso.


Suena la corriente: "Gold on the ceiling" - The Black Keys


4 comentarios:

  1. Andreas9:41 p. m.

    Hace seis o siete años mi buen amigo alemán Thomas puso una canción de los Black Keys en su cocina en Munich. Decía que le encantaban y si quería una copia. Yo en ese momento no le hice caso, pero cuando vino un par de años mas tarde a Madrid, me trajo un CD con "Rubber Factory" y entretanto había oído varias canciones en las emisoras buenas en la web y al final los Keys habían ejercido su magia sobre mi y ahora me alegro cada vez como un enano, cuando sale un nuevo album. Y si además se les da una bienvenida tan calurosa como en Rio Rojo ya no se puede pedir mas. Sigue así !

    ResponderEliminar
  2. Andreas, llevan los Keys haciendo buenos (buenísimos) discos toda la década. Ya solo falta que los pueda ver en directo. Y no estaría mal hacerlo juntos, tras tantos años...

    ResponderEliminar
  3. Siempre vienen muy bien tus consejos. Felicidades por la web. De estos chicos no conocía nada, ya sabes que soy un ignorante, pero mas vale tarde que nunca , acabo de entrar en la web suya y estan muy bien.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Atikus, aquí no hay ignorantes... Escuchar todo lo que se publica es imposible. Simplemente que te gusten, ya está bien.
    Besos.

    ResponderEliminar