jueves, 19 de julio de 2012

Giant Giant Sand
Tucson (Fire Records/Popstock, 2012)
Joya de disco, sueño de viaje


Si la música consigue transportarte a territorios en los que físicamente no estás, a estados emocionales que no albergabas en el momento de la escucha, a nostalgias de momentos pasados y anhelos de futuros no previstos, a deseos de abrazar a quien conoces y charlar con quien aún no, entonces la música consigue su principal función, la de crear ensoñaciones oníricas o casi reales en las que sentirte reconfortado. (...)


Howe Gelb es un compositor máximo, tanto por exceso como por defecto. Los que le hemos visto numerosas veces en directo, en cualquiera de sus encarnaciones, sabemos que es capaz de lo mejor y lo peor, de espeluznarte con el asombro del placer o la mueca despreciativa del disgusto. Cuando su maximalismo se trasladó a la firma de su último disco, mutando el nombre de su banda al doblemente gigante Giant Giant Sand, y subtitulando el nombre del mismo, Tucson, como A country-rock opera, muchos temíamos el exceso. Y es por ello que saboreamos aún más profundamente el placer excelso de estar ante una obra mayúscula, uno de esos discos capaces de dejar un poso perdurable, que permite que cada escucha sea un nuevo descubrimiento y que se antoja de muy larga vida.

Gelb llevaba años alimentando la idea de una ópera-rock, un disco conceptual que encarnara musicalmente su cosmogonía vital. Y si alguien podía llevar el concepto a buen término (y a mal, dada la ocasión) en pleno 2012, ese era él mismo. Y Tucson propone un recorrido sentimental por toda la historia musical que ha alimentado la leyenda de un país sin quedarse en él, abarcando estilos de su misma frontera y más allá. De la mano de un personaje entrado en canas (claro trasunto biográfico de sí mismo) que harto de las angustias y ataduras de su entorno decide romper con éste e iniciar la propia road-movie de su vida, lanzándose a la carretera a vivir las aventuras que el destino le depare, sean cárceles, fronteras, amores/desamores, fines del mundo, nos adentramos en territorios rock, country, blues, folk, jazz, soul, crooner, tex-mex, cumbia, o lo que se ponga por delante. Y a pesar del latente peligro del exceso, en ningún momento se cae en él. Es un sueño navegar por los ríos musicales que en algún momento han marcado nuestra vida.

Ya lo dice el protagonista en ese magnífico country-rock que es Forever and a day: ...Good luck, suckers, I’m on my way... (siendo contestado “Adiós, loser”). Y es ese camino al que deseamos lanzarnos a los ritmos carcelarios de Detained, la introspección reflexiva de Plane of existence acompañados por ese violín a ritmo de vals, la ensoñadora Love comes over you, el ritmo del rock primitivo y saltarín de Thing like that o We don’t play tonight, la dulce sensualidad de la voz de Lonna Kelley en Ready or not o esa cumbia sin miedo a loops ni distorsión, Cariñito (...nunca me abandones, cariñito...), que nunca suena forzada e invita al baile y a quedarse dentro de uno para siempre. Todas las canciones, las 19, tienen su momento en la historia, y merecen ser destacadas. Es un agravio el haber citado alguna, porque a cada escucha, aparece otra joya que suplica su lugar (en este momento suena en el reproductor la preciosa versión de Out of the blue de Robbie Robertson).

El sonido es exuberante, ampliando la base de músicos daneses con los que trabaja últimamente a secciones de cuerda y vientos, coros infantiles, músicos de Tucson y gente que lleva los aires de la frontera mexicana en los pulmones, además de un art-work firmado por nuestro Víctor Coyote.

No sabemos si será la crisis (el ingenio siempre se agudiza en épocas oscuras), pero el nivel que está alcanzando este 2012 empieza a ser abrumador. Y Giant Giant Sand acaban de elevar el listón a alturas prácticamente inalcanzables.

Y así, da igual que seamos perdedores.

Suena la corriente: "Forever and a day" - Giant Giant Sand



6 comentarios:

  1. Discarro. Hoy también lo destripo yo aunque no tan bien como usted. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que estoy totalmente atrapado!!! Una joya de disco digno de otro planeta (como el suyo, querido nikochan).

      Eliminar
  2. Anónimo10:33 p. m.

    El 'cariñito' original... http://www.youtube.com/watch?v=S5fA1N1ca1Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el enlace. Yo había escuchado otra versión diferente, pero lo que está claro es que es una gran cumbia, y Howe Gelb la sabe hacer suya!
      Un saludo

      Eliminar
  3. Anónimo11:58 a. m.

    gracias por el comentario, picho la musica mientras ultimo una entrevista con Howe Gelb que publicamos en brebe en www.laganzua.net, de cerca, muy amable, en vijo, show flojo con problemas de sonido y en disco, este no se pero Sno Angel y alguno otro que conozco me encantan...
    xabi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento lo del show flojo, porque el disco merece trasladarse al directo como la obra mayúscula que es.
      Un saludo.

      Eliminar