viernes, 16 de diciembre de 2011

Vuelve el Río Rojo

Pasa el tiempo, dice una entrada escrita un mes de Septiembre de 2009. Y después, el silencio. Así, un blog que había tenido entradas cada año desde su inauguración en 2003 se quedó sin completar esa lista de Ríos Navegados. Y sin embargo, siempre ha estado ahí. Porque muchos de vosotros seguíais pasando de vez en cuando. Y porque yo aún lo miraba, aunque de reojo. (...)


Han pasado muchas cosas, para bien o para mal. Ella sigue en la barcaza. Más guapa. Yo, un poco más viejo. Y el Río, con un mínimo caudal. Pero aguantando la torrentera.

Y una mañana te despiertas en un cruce de caminos, como aquél en que un día el mago Robert Johnson decidió cambiar su vida (sí, vuelvo humilde), y te planteas que esto fue algo más que un simple entretenimiento, que mereció la pena, y que maldita la hora en que quedó varado.

No sé hacia dónde tirará en su nueva etapa, pero las ideas son muchas. Espero que siga siendo mi compañero y mi "herramienta". Y el cambio/puntoyseguido precisaba de un nuevo traje. Da pena dejar atrás la ropa vieja, pero uno se siente limpio con la nueva. Y homenajea con esa cabecera a los viejos/nuevos vinilos.

El nombre se mantiene, con un apéndice, Redux. Porque me gusta más que el manido 2.0 (aunque ya estamos más a la altura del 4.0) o el malmemoriado Reset. Porque Redux es el equivalente a "brought back, restored", y porque lo usó aquella película que tantas veces he visitado.

Y ya que estamos, el Río también tiene nueva dirección, www.riorojo.org
Es lo que había en estos tiempos de brutal especulación inmobiliaria, y uno tiene que agarrarse a la VPO que le toca en suerte. No hay para más.

Pero como en todo cambio, también hay pérdidas, y muy dolorosas. Los comentarios, que durante 11 años habéis ido dejando por aquí, ya no están. En aquellos tiempos, antes del desembarco de papá Google, Blogger ni siquiera ofrecía esa opción. Eran otros sistemas los utilizados y otras empresas las que sufrieron el ciclo de vida. Sí, creo tenerlos en algún archivo de extraña configuración, pero ahí están. Nos acordaremos de ellos vosotros y yo, porque son la parte más importante de esto, y porque la memoria es el territorio que nunca podrán quitarnos, el único que siempre nos pertenecerá.

En fin, quedará todavía alguna modificación pendiente, algún ajuste. Pero lo encararemos con paciencia.

Al menos, la nave va.


Suena la corriente: "Cross Road Blues" - Robert Johnson


10 comentarios:

  1. jlazkarate4:39 p. m.

    arrieros somos y en el camino nos encontraremos.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Juan Luis, por aquí estamos/estaremos...

    ResponderEliminar
  3. Gran noticia el poder volver navegar rio rojo arriba Josetxo!!!!

    James Hustler!

    ResponderEliminar
  4. Mr. James, si ya mañana nos viéramos en Nick Lowe...

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:55 p. m.

    ¿Es aquí donde ponen a Bunbury?

    ResponderEliminar
  6. Mmmm, no, Bunbury no suele pasear por aquí.

    ResponderEliminar
  7. Una buena forma de acabar el año.
    Mayi

    ResponderEliminar
  8. O una buena forma de comenzar nuevo, Mayi.

    ResponderEliminar
  9. Jesus Jeronimo4:10 p. m.

    ¿Como se pone un like aqui?

    ResponderEliminar
  10. J, un like dónde?
    O no lo he pillado.
    Abrazo.

    ResponderEliminar